0 Productos - 0,00
0
  • CARRITO VACÍO
Aceite de Oliva Virgen Extra: ni lo has probado, ni lo conoces (I).

Aceite de Oliva Virgen Extra: ni lo has probado, ni lo conoces (I).

Esta carta va dirigida a ti, querido consumidor o consumidora de aceite de oliva. que crees que el mundo del aceite de oliva se acaba en una garrafa de 5 litros, y al que no dedicas el menor interés a la hora de plantearte qué aceite comprar cuando te quedas sin existencias. Te escribo porque creo que ha llegado el momento de quitarte la venda de los ojos. De provocarte, de picarte, y de hacerte reflexionar para que conozcas de una vez el Aceite de Oliva Virgen Extra de verdad,

Y también va dirigida a ti… Sí, a ti que SÍ lo conoces, que tienes la suerte de disfrutarlo, que tal vez perteneces a este sector de forma profesional y que se te llena la boca de decir que hay que divulgar el AOVE entre la ciudadanía, pero que realmente haces nada, o poco, para que los aceites de calidad no se queden solo entre catas y reuniones de expertos del gremio. Tenemos que romper de una vez el muro, cada vez más alto, que nos separa de ese «gran público» que no conoce este «zumo divino».

MI ENCARGO PARA CADA UNO DE VOSOTROS

Tras leer esta misiva, mi encargo para ti consumidor/a será que los compres y los pruebes; y mi encargo para los que ya los conocéis será divulgar esta carta, por el medio que quieras (en la terraza de un bar, por redes sociales, en el ascensor con los vecinos…), y que así ayudemos a dar a conocer el Aceite de Oliva Virgen Extra…, de máxima calidad.

Te propongo que leas a continuación una serie de frases que he ido recopilando. Sí, te he estado observando, escuchando, estudiando tus movimientos y recopilando tus comentarios y tus conversaciones: en la tienda, en el supermercado, en el desayuno… He sido un «voyeur del aove», y ya te conozco, sé cómo actúas.

Cuando acabes, por favor cuenta en cuántas de ellas te ves identificado; con sinceridad. Como si fuese uno de esos tests de personalidad que leemos en las revistas mientras que esperamos turno en el dentista. Te vas a dar cuenta que «ni de coña» conoces el verdadero Aceite de Oliva Virgen Extra. Te lo estás perdiendo, y yo quiero que lo conozcas. Es mi misión como divulgador y vendedor de los mejores zumos de aceituna. ¡¡Ahí va!!

¡¡LEE TUS PROPIOS COMENTARIOS!!

1- Tú, que te vanaglorias e incluso vacilas, al buscar y encontrar siempre la mejor oferta en el supermercado… «¡He triunfado, he comprado 5 litros de aceite por 12.95€

2- Tú, que crees que con tu garrafa de 5 litros de aceite eres el rey de la cocina porque es tan bueno que lo usas para todo «el que compro es tan bueno que lo uso para las tostadas, las ensaladas, para guisar., freir…»

3- Tú, que cuando sale el tema del aceite siempre dices, «pues yo compro uno de esos de primera prensa, verde, verde; ¡qué rico está!, y es además tiene muy buena acidez…»

4- Tú, que siempre dices que el aceite de la cooperativa de tu pueblo es el mejor.

5- Tú, que dices que el aceite sin filtrar es más natural, que es mejor que el otro (filtrado) porque es turbio y más fresco. (aunque lo estés consumiendo en agosto).

6- Tú, que dices que los posos que se quedan en la garrafa o en la botella, son señal de que el aceite es «más natural».

7- Tú, que haces siempre la mayonesa casera con aceite de girasol, «porque con el aceite de oliva sale muy fuerte».

8- Tú, que usas y conoces el aceite de oliva virgen extra de calidad, pero que solo lo utilizas para tostadas y ensaladas.

9- Tú, que nunca te has parado a echar un poco de tu aceite en una copa o vaso, olerlo, y probar un pequeño buche, para saber cómo huele y cómo sabe realmente lo que compras.

10- Tú, que nunca proteges tu envase de la luz, y lo dejas en cualquier lado.

11- Tú, que vas a un bar o restaurante y nunca te has preocupado por saber con qué tipo de aceite te están haciendo los fritos o cualquier elaboración.

12- Tú, que te pides una tostada para desayunar, con su buen jamón, o su aguacate, o su jamón york, y te gusta que estén frescos y con buen aspecto, pero luego te da igual, y ni te fijas, cuando te ponen para acompañar a estos manjares un aceite «de motor».

13- Tú, que lees y relees el prospecto de una medicina que tomas puntualmente, pero que nunca te has preocupado por conocer las propiedades saludables que te aporta un alimento que consumes todos los días.

14- Tú, que cuando llega la hora de hacer un regalo comentas «no sé qué regalarle porque tiene de todo», y no eres capaz de regalar un AOVE de calidad, porque tal vez ni sabes que existen. Pero sí conoces la Ginebra, el Whisky, el vino, la cerveza…, pero el AOVE, NO.

15- Y finalmente… Tú, que dices que pasas de gastarte 10 euros en un AOVE de máxima calidad, que eso es muy caro, pero que luego te gastas ese dinero en una copa, en una botella de vino, en unas cuantas cervezas o en dos paquetes de tabaco.

HABRÁ UNA SEGUNDA PARTE DE LA CARTA

Hay más, pero prefiero quedarme con 15. Además, seguro que ya te habrás dado cuenta que no tienes ni idea, Ni de qué es el AOVE, de cómo utilizarlo, de cómo conservarlo, de qué tipos hay, de qué variedades de aceituna puedes encontrar, etc.

Pero todas las respuestas a estos comentarios que tú haces normalmente, te los aclararé en la segunda parte de mi carta, que saldrá próximamente.

En todo este tiempo que llevo divulgando la «Cultura del AOVE», he logrado que algunos ya se hayan dado cuenta de lo que se estaban perdiendo, y ya acompañan al aceite para guisar y freír, con manjares en forma de «AOVEs Premium», que espero que pronto TÚ, también te decidas a probar. Merece la pena, de verdad.

Si estás convencido de querer descubrir estos «zumos de aceituna», entra en dandolavara.com El maravilloso mundo de los AOVEs de calidad te está esperando…

AUTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NOTICIAS RELACIONADAS