Ya llevamos unas semanas de campaña, y todo marcha con tranquilidad. Empezamos a degustar los primeros manjares de «cosecha temprana»: saludables, aromáticos y sabrosos. ¡Lo mismo que nuestras «óleo paranoias octubre 2019».

No me gusta que a los aoves de «cosecha temprana» sin filtrar, los productores den más de seis meses de fecha de consumo preferente, y el problema es, que la mayoría lo hacen. Os lo argumento: al no estar filtrados y pasado ese tiempo, los restos que se van depositando en el fondo del envase van fermentando, al ser principalmente restos de materia orgánica. Esto acaba generando un defecto en el aove, las borras.

Acumulación de materia orgánica por decantación (futuro defecto de borras)
Se dispara el consumo de aspirinas para mitigar el dolor de cabeza de los productores: «recolecto ya, no, espero unos días, pero y si hiela, la calor se viene encima, recolecto de noche…? Vaya quebradero de cabeza…, mucho ánimo.

Si el aove retrasa el envejecimiento, ¿por qué si yo me «harto» de aceite del bueno, me llaman «abuelino»?

Nuestro amigo Juan Luis, alias «Starki», nos manda una sesión de fotos espectaculares de su parada gastronómica en Casa Piolas, en Algarinejo (Granada). Solamente la oda de entrantes basados en las aceitunas en diversos formatos, ya merece la pena según nuestro lector. Aquí, nos hacemos eco de ello: «aceituna rellena de morcilla», milhojas de aceituna negra, aceituna rellena de piña…»

óleo paranoias octubre 2019
óleo paranoias octubre 2019
óleo paranoias octubre 2019
El río Guadalquivir, con el dudoso honor de ser el río más turbio… ¡de Europa! Ni que fuese el Amazonas. Culpan a las prácticas agrícolas abusivas. Ver más aquí.

¿Sabías que en otoños muy calurosos algunos productores optan por la recolección nocturna? Así, la aceituna no llega al molino recalentada. Este es un enorme factor de riesgo a evitar para obtener aceites premium, ya que si en el proceso de batido se alcanzan temperaturas mayores de 25º/26ºC , se aprecia una importante disminución de la calidad sensorial y de componentes saludables para nuestro organismo.

Batido de la masa de aceituna
Hay dos cosas en esta vida que nunca me dan ardores aunque las consuma en cantidades industriales: un buen aove, y aceitunas aliñadas por mí (caseras).

¿En qué se parece un oso a un olivo? En que los dos se echan una siestecita. El oso hiberna en invierno, y el olivo en verano.

V de verídico: ayer me puse el disfraz de ardilla. Éstas, van escondiendo frutos enterrándolos en el bosque para el aprovisionamiento invernal. Yo hice lo mismo, pero aliñando aceitunas: cuatro kgs. de «partías» (oct-nov-dic), un kg. de «rajadas» (enero), y tres kgs. de enteras «del año» con ajo (feb-mar-abr). Así paso yo el invierno, como las ardillitas, jejeje.

Y para acabar, sabéis que hay premios al deportista del año, al coche del año, al músico del año… Una pena que con los olivos tan espectaculares (muchos de ellos milenarios) que tenemos, ninguno haya sido seleccionado para el premio «árbol del año 2020».

Para seguir aliñando óleo paranoias, os dejo las de septiembre 2019.