Puerta de las Villas «Frantoio» Ecológico. ¿Aove o «Eau de parfum»?

Puerta de las Villas «Frantoio» Ecológico. ¿Aove o «Eau de parfum»?

Puerta de las Villas «Frantoio» Ecológico, lo puedes comprar en nuestra tienda online pinchando aquí.

Os pongo en situación: 18 horas de un miércoles de mediados de diciembre. Palacio de Jabalquinto en Baeza (Jaén), sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNÍA).

Tras haber estado probando aoves durante todo el día en una interesante jornada de análisis sensorial de «cosechas tempranas», y tras la lógica saturación sensorial a la que ya estábamos sometidos, llega el momento de catar el aceite nº 20. Era el penúltimo del día, si no recuerdo mal.

Cómo habría sido la ingesta total de líquido oleoso, que justo antes de empezar con «el 20», me fui al baño a hacer un pis de esos que ya tienes la próstata, pegándose cabezazos contra las paredes del pubis. Y cual fue mi sorpresa que, hasta el orín tenía un frutado verde-amarillento intenso con notas de tomatera, alcachofa, y algo de arroz con conejo que nos habíamos clavado un rato antes en un templo gastronómico cercano. Fue lo que yo llamo…, y perdón por la vulgaridad… «mear aceite».

Llego ya más relajadito a mi asiento, y miro a mi compañero Madueño como diciéndole…, «a mi ya no me entra más». Pero sí que entró. Una vez servido y llevado a la nariz, tuve la misma sensación que cuando mi madre de pequeño me echaba una especie de pomada de eucalipto y mentol en la nariz cuando estaba atascadillo de «trocitos de kiwi» nasales (vulgo mocos o cascarrias).

Fue un soplo de «aire fresco», que logró que se me abriesen los ojos y las fosas nasales, igual que cuando empezó la jornada sobre las 9 de la mañana, cuando me enfrenté con «el nº 1».

Paso a relataros con detalle.

Este magnífico aove de la variedad «frantoio», se caracteriza por desprender unos aromas bastante diferentes al resto, sobre todo por su carácter floral, por lo que lo podemos considerar casi como un sensual perfume:

El Imperio Contra-Cata:

Este es otro de los aceites que debemos, forzosamente, catar tranquilamente, y con copa, catavinos, vasito de yogur o lo que sea, para descubrir y disfrutar con todos los aromas que contiene.

En nariz,

Frutado verde, de intensidad media-alta. Nada más acercar la copa, notamos que es un aceite bastante diferente al resto: «bofetón en toda la cara» de manzana y hoja de higuera, que me coge totalmente desprevenido. Cuando ya se te está pasando el «dolor» del guantazo, aparece de la nada, un aroma floral que actúa como bálsamo analgésico. Agradable, fino y embaucador aroma. No me hace falta «Thrombocid» para calmar el golpe, jeje. Con seguir oliendo, es suficiente para que mi rostro adquiera el tono habitual.

En boca

El ramo de flores lo hemos tirado de espaldas, a ver quién es el soltero/a que se queda con él, ya que el aroma floral se sustituye en boca, por un poco de manzana, como nos pasó en nariz; pero sobre todo surgen en mi paladar una cuantas almendras de esas que me tuesto yo crudas en mi panificadora. ¡Uuuummmm! Pero atención, las almendras no pican, y este aove sí, aunque casi no amarga. Un picor consistente, pero para nada desagradable, especiado tipo bolita de pimenta estrujada en el mortero. Final largo y seductor, como el «The end»  de las buenas películas.

Moraleja

Este aceite capaz es de salir en la tele, en un anuncio de perfumes las próximas navidades. Me apunto para salir de «extra», jeje.

Puedes hacer tú la cata comprando este Puerta de las Villas variedad «Frantoio» ecológico en nuestra «tienda online» .

AUTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NOTICIAS RELACIONADAS